Gastronomía española por sus regiones más conocidas

Gastronomía española

La gastronomía española se distingue por su gran variedad y calidad que podemos encontrar en diferentes regiones del país. Si vas a viajar a España y quieres comocer sus riquezas gastronómicas, te invitamos a leer estas líneas para que te informes.

Los principales platos gastronómicos de España

Seguiremos todas las fases que incluye la preparación de un buen menú: para la compra de ingredientes hemos elegido el mercado de Santiago de Compostela. De entrada, jamoncito ibérico de Huelva. Para los amigos de las comidas fuertes, cocido madrileño. De segundo plato, Cochinillo. Buen vino de La Rioja como acompañamiento. Y de postre, una ruta por las pastelerías de Vitoria.

Para la sobremesa os proponemos un oporto dulce y una buena conversación. Primer paso para una buena comida: el mercado de abastos de Santiago de Compostela es uno de los mejores para comprar excelentes productos. Allí, podrás hacer acopio de pimientos de padrón, quesos de tetilla, cachelos y viandas diversas de gran calidad, a precios estupendos y en un marco que cuenta con más de un siglo de solera.Ya tenemos la base para una excelente comida. Pero antes de empezar… ¡unas tapitas!

La ciudad de Santiago dispone de auténticos centros gastronómicos en cualquier callejuela, lugares donde disfrutar del pulpo a la gallega con patatas, empanada o mariscos y todo ello regado por el refrescante Riveiro o por una copita de Albariño.

¿Y qué me dices de la más española y deliciosa de las raciones? Nos vamos a la sierra de Aracena, en Huelva.

Un destino conocido, no sólo por sus atractivos patrimoniales sino también por el más rotundo de los elementos que componen su oferta gastronómica: el jamón de bellota.

Ahora, ha llegado el momento de hincarle el diente al primer plato. ¿Qué te apetece? Con la llegada del invierno el cuerpo pide algo consistente. ¿Has oído hablar alguna vez del cocido que sirven en el restaurante Lhardy, en Madrid? Un menú de lujo en un restaurante de lujo en el centro de la capital.

El restaurante se encuentra en la Carrera de San Jerónimo, justo al lado de la Puerta del Sol, una calle que en pleno siglo XIX, era el símbolo de la opulencia y el abolengo de la ciudad. Lhardy fue el primer restaurante al que podían dirigirse las mujeres solas sin que el hecho se juzgara un atrevimiento. Lujoso por vocación, el único lugar donde se degustaba lo mejor de la cocina popular con cubertería de plata y maneras francesas, mientras el resto de la gastronomía pública estaba representada por mesones y tabernas.

En el segundo segundo plato la auténctica especialidad segoviana. En la ciudad del Acueducto cultivan con esmero las artes culinarias, entre los muchos manjares como verduras, judiones y ancas de rana, destaca la más grande afición de los asadores: el cordero y el cochinillo.

Además para que una comida sea perfecta, hay que acompañarla de un buen vino. Por lo tanto, seguimos nuestro viaje gastronómico rumbo a tierras riojanas, cuyos excelentes productos son conocidos internacionalmente. Nuestra próxima parada es en Haro, la capital de la Rioja Alta, justo en la frontera con las regiones de Burgos y Álava. Allí podrás conocer verdaderas vinacotecas y tradicionales tabernas donde degustar un producto que es todo para sus habitantes.

Ha llegado el momento de los postres. ¿Qué te apetece? ¿Un dulce? Tus deseos son órdenes. Si eres golosos, Vitoria es tu paraíso, pues dispone de un amplio abanico de pastelerías, reposterías y bombonerías de campeonato. Una recomendación: las trufas, artesanales y únicas.

Vídeo de la gastronomía en Madrid

En el siguiente vídeo vas a poder ver de primera mano como se cocina en la ciudad de Madrid, cúales son los ingredientes más utilizados, como se elaboran, los mercados más conocidos y todo con testimonios de los protagonistas en restaurantes y comercios.

Para concluir un vino dulce. Visitemos las bodegas responsables del caldo de la segunda ciudad portuguesa. Un delicioso vino de Oporto, la mejor compañía para la sobremesa junto a una agradable conversación. Un buen digestivo es lo que necesitamos tras este empacho gastronómico.
Se acabó, sólo nos hace falta una buena siesta después de tan delicioso menú. 🙂

No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *