Guía turística de Belmonte en Cuenca

BelmonteBelmonte es villa natal de Fray Luis de León, escenario en la ruta del Quijote, y dueña de uno de los castillos mejor conservados de toda España.

En la provincia de Cuenca, en el corazón de La Mancha, aún mantiene buena parte de su conjunto amurallado de los siglos XV y XVI, al que por supuesto pertenece el castillo.

Su nombre cuenta la leyenda que se lo debe al «bello monte» situado en el cerro de San Cristóbal, donde hoy se levanta el castillo. Quizás fuera el Infante Don Juan Manuel, autor de El Conde Lucanor que pasó largas temporadas en Belmonte, quien decidiera este cambio hacia la primera mitad del siglo XIV; porque se sabe que el nombre originario de esta villa fue uno muy distinto. Se llamó «Las Chozas», ya que se originó con unas chozas de leñadores que utilizaban la madera de su frondoso monte para la elaboración de carbón vegetal.

Las murallas de Belmonte arrancan del castillo y bajan hasta las calles del pueblo, al que protegían en caso de guerra. Del trazado original se conservan dos tramos en perfecto estado, así como tres de las cinco puertas que permitían el acceso a la villa: la Puerta de Chinchilla, la Puerta de Monreal, Y la Puerta del Almudí.

La visita al castillo se inicia por el Patio de Armas, que mantiene su estructura original de trazado pentagonal, a excepción de la fachada de ladrillo en las galerías que fue una reconstrucción que hizo Eugenia de Montijo cuando llegó a este castillo, tras morir su esposo Napoleón III y perder el trono imperial de Francia.

En una planta superior se encuentra el Salón del Trono: un espacio de casi 150 metros cuadrados en torno al cual giraba la vida social y política del castillo.

Tras el Regio Salón, se encuentra el dormitorio del marqués. Un sofisticado capricho para el marqués de Villena del que se cuenta que en esta habitación ejercía el particular «derecho de pernada», es decir pasar la primera noche con las esposas de todos sus siervos.

En definitiva, se trata del tercer castillo mejor conservado de España (tras el de la Mota de Valladolid y el de Manzanares el Real), escenario de varias películas como El Cid protagonizada por Charlton Heston, Requiem por Granada o la más reciente El Caballero Don Quijote.

Además de sus murallas y su castillo, Belmonte ofrece otros puntos interesantes que no hay que dejar de ver, como la visita a la casa donde nació Fray Luis de León, la Colegiata de San Bartolomé, Nuestra Señora de Gracia, la Plaza de Correos, el Palacio Buenavista, (que hoy es un hotel), la Plaza de Enrique Hernández, el Convento de los Trinitarios

Imagen Crédito:  Ken and Nyeta

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *