Guía turística de Madrid, lugares , cultura y noche

Calle Alcalá de MadridGuía turística de Madrid. Los orígenes de la ciudad son relativamente recientes, del periodo árabe. Sería con Felipe II, que decide trasladar la capitalidad de Toledo a orillas del Manzanares, cuando comience el crecimiento y auge de Madrid hasta nuestros días.

Lugares que visitar en Madrid

Sería ocioso ofrecer una enumeración exhaustiva de los muchos lugares de esta Villa, que sólo en lo tocante a museos supera con creces la veintena. Por otra parte, Madrid es una ciudad que invita, como pocas, a pasear, por lo que se establece una serie de recorridos, en los que se citan las visitas más indispensables.

La Puerta del Sol, la plaza por antonomasia de los madrileños, que alberga dos de sus esculturas más queridas: el Oso y el Madroño desde donde puede comenzar el recorrido por el Madrid de los Austrias, con la Plaza Mayor y la Plaza de la Villa, sede del Ayuntamiento, como sitios más emblemáticos.

Muy cerca de esta última, se encuentra uno de los monumentos más característicos de la ciudad: el Viaducto, empeño personal del Conde de Romanones. Desde su alto y contemplando el Manzanares a su paso por el puente de Segovia, a mano izquierda queda la iglesia de San Francisco el Grande (con fachada de Sabatini y unos espectaculares frescos en su altar) y la Puerta de Toledo, levantada por gracia del indeseado Fernando VII (y muy cercana de otro de los atractivos más genuinamente madrileños: el Rastro, donde uno encuentra de todo, aunque sólo los domingos).

Y a mano izquierda, otro de los conjuntos monumentales más bellos de la ciudad: el formado por la Catedral de la Almudena, el colindante Palacio Real (en estilo neoclásico y cuya visita es indispensable) y sus tres jardines (los de Sabatini, el Campo del Moro y la Plaza de Oriente) y el recientemente restaurado y reinaugurado Teatro de la Ópera.

Cultura y arte para todos en Madrid

Parque del Retiro en MadridEl paseo prosigue calle Alcalá abajo, hasta llegar, por llamarlo de alguna manera, al Madrid de los Borbones: el Banco de España (en el más puro estilo neoclásico), la Biblioteca Nacional, la Puerta de Alcalá y la Fuente de Cibeles.

Bajando por el Paseo del Prado, dirección Atocha, el primero en aparecer es el museo Thyssen-Bornemisza muy cerca encontramos el Museo del Prado junto al Jardín Botánico, y el museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía.

De vuelta a la plaza de Atocha, se continúa por la Cuesta de Moyano, con sus típicas casetas de libreros, antes de entrar en el mejor tesoro de Madrid: el Parque del Buen Retiro. Bohemio, este pulmón de los madrileños, situado en el mismo corazón de la ciudad, invita a perderse por sus muchos agradables rincones, tres especialmente: la Rosaleda, el Palacio de Cristal y el Estanque.

Madrid de noche

Las zonas más concurridas, llenas de lugares para distraerse, son la calle Huertas y aledañas, la Plaza de Santa Ana, la zona de Chueca, los mesones de la Plaza Mayor y alrededores, la zona de Lavapiés, el triángulo formado por la Plaza de Oriente, las Vistillas y el Madrid de los Austrias y, si la visita se hace en verano, las terrazas del Paseo de la Castellana y del Paseo del Pintor Rosales

Más información sobre Madrid:

No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *