Guía de viaje de Praga, República Checa

Guía de PragaHaremos un recorrido en esta guía de viaje de República Checa desde Praga, una enigmática ciudad llena de leyendas y magia, con monumentos que surgen por doquier y que son reflejo de su extensa historia. En esta ocasión vamos a centrarnos en la Praga romántica, pues tiene muchas otras facetas que veremos en otros capítulos.

Lugares que visitar en Praga de turismo

Durante siglos se ha convertido en crisol de religiones, culturas, tradiciones y leyendas. Desde el excéntrico emperador Rodolfo II, biznieto de nuestra Juana la Loca, que hizo llamar a su corte a más de 1000 alquimistas y nigromantes para elevar el plomo a la categoría de metal precioso, hasta llegar al inquietante y contemporáneo Milan Kundera; pasando evidentemente por el mago que plasmó todo este crisol en sus novelas: Franz Kafka.

Quizá uno de los sitios más románticos de Praga sea su gran Castillo, una fortaleza milenaria que ha estado presidiéndola durante más de diez siglos. Aunque también es cierto que la construcción gótica de la Catedral de San Vito también es un buen lugar para comenzar.

En su interior conserva la majestuosa tumba de San Juan Nepomuceno, realizada en plata. El sepulcro, presidido por la estatua del patrono de Bohemia, alberga las reliquias del santo.

También puedes descender a la cripta donde se aprecian los cimientos de la basílica románica y la antigua parte gótica.

Una vez en el exterior nos dirigimos al antiguo Palacio Real, sede de los príncipes y reyes bohemios hasta el siglo dieciséis. Pasamos por la sala Vladislav, la sala de la dieta y de los nuevos estados, y por la capilla de todos los santos, reconstruida en el siglo XIV tras un incendio, para finalmente, salir del recinto por la escalera de los caballeros que todavía guarda el eco de los jinetes que la utilizaban para entrar a la gran sala con sus monturas.

Tras la visita al complejo del castillo, un agradable paseo nos lleva al Monasterio de Strahov. De origen románico, tras un incendio y sucesivas restauraciones, en la actualidad su exterior es barroco, estructurado en torno a la iglesia.

En el interior nos aguardan dos impresionantes salas que constituyen una de las mejores obras del barroco de Praga. Deja vagar tu espíritu en estas dos salas que guardan unos 130.000 libros entre los que se encuentran miles de incunables y de manuscritos. La sala filosófica, profusamente decorada con estucos y un fresco que narra la historia del conocimiento, es la primera de ellas.

Decorada en estilo barroco exuberante la sala teológica es obra del arquitecto italiano Giovanni Domenico Orsi y además de la impresionante biblioteca, posee una importante muestra de globos geográficos.

Y ahora nos encaminamos a Mala Strana, la pequeña ciudad real que floreció artísticamente durante el reinado de Rodolfo II.

Bajamos por la calle Nerudova, que adoptó su nombre actual en honor al poeta checo Jan Neruda. Pequeñas tiendas de marionetas y de objetos curiosos se alternan con impresionantes palacios… Al final de la calle está el centro de Mala Strana, la antigua Plaza del Mercado poblada de palacios, donde destacan la barroca iglesia de San Nicolás… y los tranvías, un elemento imprescindible en la visita a esta Praga romántica.

Bajo el puente de Karlos se encuentra la isla de Kampa. Sus calles y jardines sirvieron desde antiguo como lugar para los románticos paseos de parejas anónimas y de otras que intentaban pasar desapercibidas, porque seguro que el Almirante Nelson y su amada Lady Hamilton pasearon sus amores en este lugar en una de sus visitas a Praga.

Para finalizar el día, podemos dar descanso al cuerpo y al espíritu asistiendo a un concierto de los que se celebran en alguna de las bonitas iglesias de Praga. Y en la iglesia de San Simón y Juda, cerca de la sinagoga española, encontramos el escenario ideal para terminar esta guía de viaje de Praga.

Quizás Praga sea una de esas ciudades imposibles de plasmar plenamente en la retina de espectadores que intentan acceder a ella. Quizás La ciudad de Bohemia exija a quienes la observan que la visiten para poder así, entenderla y amarla. Quizás la Ciudad de las 100 torres tan sólo pueda ser comprendida a través de los cinco sentidos. Esperamos que dusfrutes de tu viaje a Praga.

Crédito imagen: Jan Fidler

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *