Monasterio de Santes Creus en Tarragona

Monasterio Santes CreusHoy,  Santes Creus,  situado a 30 kilómetros de Tarragona y con poco más de 120 habitantes durante todo el año, es un pequeño pueblo que parece proteger a su Monasterio.

Es un entramado de calles como sacadas del decorado de una película medieval. Es un conjunto de coquetas fachadas bien conservadas entre las que destaca la de su Ayuntamiento, que ocupa el antiguo Palacio del Abad, en la Plaza de San Bernardo. Y es paso previo al monasterio que mejor reproduce el plan bernardino de construcción.

Casas (hoy de uso particular), literalmente pegadas a los muros del monasterio, que fueron en su día los hogares de los monjes retirados, destinadas también para acoger a las diferentes personalidades que venían a conocer Santes Creus.

Un monasterio protegido por una doble muralla cargada de un fuerte simbolismo: por un lado, cumplir una función puramente defensiva; y por el otro, representar un contundente límite entre el mundo exterior y el interior.

Actualmente, después de varias reconstrucciones, la visita a Santes Creus permite descubrir sus dos claustros: el gótico, construido sobre uno anterior de estilo románico, del que conserva algunos elementos; y el llamado claustro posterior, del siglo XIV… Universos de arte y de paz en pleno siglo XXI.

Entre sus dependencias más importantes destacan el Palacio Real, del siglo XIV; la Sala Capitular, de finales del XII con tumbas de los abades del monasterio; un pequeño cementerio en el exterior de la iglesia, con su majestuoso rosetón como telón de fondo; y por supuesto, la iglesia, de ábsides cuadrados y planta de cruz latina.

Escenarios cotidianos durante muchos siglos para una comunidad de monjes que siempre se rigió por un estricto estilo de vida. Es una visita muy recomendable si tienes la oportunidad de visitar Tarragona.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *