Ruta turística por Jaén

Ciudad de Jaén desde la sierraJaén es una de las provincias que más ha tenido que ver en la historia de España, y por ello ha quedado marcada. Nuestro propósito es adentrarnos en tierras jienenses y descubrir su encanto histórico, cultural, culinario, ya sabes que no solemos dejarnos nada.

Recorrido turístico en Jaén

Comenzamos por Bailén, lugar de innumerables batallas. El momento en el que se rompe el equilibrio de fuerzas entre cristianos y musulmanes, queda grabado en estas tierras: 1212, cuando Aragón y Navarra vencen a los almohades en la batalla de las Navas de Tolosa.

Encontrarás lugareños capaces de explicarte por dónde entraron los cristianos y por dónde huían los musulmanes, todo con anecdotario incluido.

Un lugar adelantado del autonomismo andaluz es Andújar, nuestra siguiente parada, que es además la puerta de entrada al Parque Natural de la Sierra de Andujar, todo un paraíso de la fauna y flora andaluza.

Dejando el valle del Guadalquivir desde Andújar, pronto aparece entre lomas olivareras Arjona, un pueblo encaramado en un cerro, uno de tantos pueblos pintorescos andaluces, con sus calles blancas y estrechas, las cuestecillas y la homogeneidad del color sólo rota por algunos campanarios con mucha solera. Es este un buen lugar para hacer un recorrido de gran riqueza arquitectónica. Puedes disfrutar de algunos ejemplos en nuestra galería de fotos.

Como de Jaén se trata, también vamos a conocer Jaén capital, un lugar poco recorrido por los turistas, quizás por la ausencia de playa, pero que tiene varios motivos por los que merece la pena visitarla. Por ejemplo los baños árabes o la catedral. Para hacerte una idea más completa de todo lo que tiene que ofrecerte la arquitectura de esta ciudad, lo primero que debes hacer es subir al Castillo de Santa Catalina, desde donde quedarás más que convencid@ de que ahí abajo hay mucho que llamará tu interés y tu mirada.

Y ahora nos vamos por los Cerros de Úbeda, y que no nos riñan por ello, pues nuestro objetivo es mostrarte el centro geográfico de Jaén. Se trata de Baeza, localidad encaramada sobre el Guadalquivir en la que una vez más, te dejarán boquiabierto numerosas construcciones arquitectónicas, incluso aún conservan un trocito de la antigua muralla que protegía la ciudad, una preciosa plaza, calles en las que resonarán tus pasos.

Estéticamente, y si puede ser, a vista de pájaro, una de las características más fuertes de Jaén es su paisaje, siempre vestido por los olivares. El olivar más extenso y antiguo de España es Campos de Jaén, donde esta seña de identidad, el contraste entre olivos rojos y blancos, el canto de la chicharra y el olor a aceite, te dan datos inconfundibles del lugar en el que te encuentras. Pero para saber más sobre aceites y olivos hay que ir a la Hacienda de la Laguna, donde está el único museo del mundo dedicado al olivo.

Seguimos con el paisaje de olivos y terminamos en Alcaudete, donde las casas se apiñan en torno a un cerro, testigo en blanco de una historia de conquista y reconquista. Al lado, otra población fortificada, Alcalá la Real, llave del Valle del Guadalquivir y un lugar estratégico. Aquí nació en 1295 y murió a los 10 años, el Arcipreste de Hita, hijo de cautivos cristianos. La visita a este lugar debe comenzar en la fortaleza de la Mota, peñas y brechas de roca viva forman un solo cuerpo con la muralla interior. Aquí se encuentra el origen de la población y toda una enciclopedia arqueológica en la que hay restos visigodos, romanos, íberos y árabes.

Imagen propiedad: Almudena P

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *