Península de O Grove y la Isla A Toxa en Pontevedra

Ermita Lanzada en O GroveEn la orilla sur de la Ría de Arousa, protegiendo su entrada, se encuentra la Península pontevedresa de O Grove. Una península que fue isla hasta el siglo XVI, época en la cual se cerró el istmo arenoso de La Lanzada. Hoy es uno de los centros turísticos más relevantes de la costa gallega, cuyos ejes hay que situarlos en la localidad de O Grove y en la isla de A Toxa.

O Grove es conocida como la capital gastronómica de la Galicia costera, reconocida como verdadero «paraíso del marisco«. Gracias a la riqueza y calidad de las aguas de las Rías Baixas, de aquí se extraen los mejores mariscos del mundo. Por eso gran parte de la vida de esta ciudad gira en torno a ese sabroso regalo del mar: crustáceos, pescados y mariscos que no dejan de llegar a puerto para recompensa de los paladares más exquisitos.

Entre todas las playas de O Grove la más característica es sin duda la playa de La Lanzada, considerada como una de las más apreciadas de todo el litoral gallego. Esta playa está incluida en el Espacio Natural Umia-O Grove, que comprende la ensenada de O Bao, el estuario del río Umia, el istmo de La Lanzada, la Isla de A Toxa y otros pequeños islotes.

Por cierto que la mejor forma de disfrutar de todo este gran complejo es subir hasta el Monte Siradella, el punto más alto de la península de O Grove, donde se encuentra el Centro de Interpretación de la Naturaleza y desde donde se obtienen excelentes vistas.

Un importante complejo intermareal declarado Refugio de Fauna, Zona de Especial Protección para las aves, Zona Húmeda de Importancia Internacional, además de Espacio Natural.

Frente a O Grove, unida por un puente de principios del siglo XX, se encuentra la Isla de A Toxa: un pequeño enclave destinado al ocio y al turismo fundamentalmente declarado Centro de Interés Turístico Nacional.

Una paradisíaca isla que sin embargo fue utilizada durante varios siglos por los vecinos de O Grove para sus tareas agrícolas y ganaderas. A mediados del siglo XIX, A Toxa pasó a ser propiedad privada, explotando sus dueños rápidamente sus aguas medicinales y construyendo un balneario que trajo consigo un aumento espectacular del turismo en Pontevedra.

La leyenda del burro de A Toxa

Aguas terapéuticas que también tienen su propia leyenda que cuenta cómo un burro enfermo fue abandonado en esta isla, para morir mejor en soledad… Sin embargo, pasados unos días el asno regresó a su casa curado y cubierto de barro; origen de la importancia que para la salud podían tener las aguas termales que manaban de A Toxa.

El presente del poder curativo de este agua lo encontramos en el Balneario y Club Termal del Gran Hotel La Toja: auténtico paraíso para el cuerpo y el espíritu.

A Toxa-O Grove: cita ineludible con el buen gusto; binomio gallego, en la provincia de Pontevedra, pensado para el disfrute del mar, de las Rías Baixas y de todos los manjares que éstas regalan, que para algo estamos en la Capital del marisco.

Crédito imagen: Gabriel González

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *